GRACIAS A TODOS LOS USUARIOS Y VISISTANTES, LOS INVITAMOS A SEGUIR INGRESANDO A NUESTRO FORO, ESTAMOS REALIZANDO PERMANENTEMENTE REFORMAS PARA UNA MEJOR ATENCION
Descargue la APP de Gnosis
Difusión y 1° cámara
Últimos temas
Agosto 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

Ver toda la lista


Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Masculino
Edad : 39
Cantidad de envíos : 143
Fecha de inscripción : 24/07/2008
Ver perfil de usuario

Vamos a los hechos, vamos a la practica, ya...

el Mar Jul 28, 2009 7:30 am
Reflexiones:


La masturbación
sexual es como si un hombre al ver la imagen de la fruta se pusiera relamerse
la boca salivando mucho e imaginando que se come la fruta hasta el hastio de
sus energias y saliva. Sin llegar nunca a tocar la fruta verdadera.


Después de
acostumbrar el cuerpo a ese estado, si en alguna ocasión este hombre
masturbador esta frente una fruta verdadera no sabe que hacer con ella mas que
la misma acción de relamerse a cierta distancia de la fruta. Ya ha perdido la
capacidad de acercarse y morderla.


Así el
hombre masturbador sobre-estimula ciertos sentimientos y se queda
autocomplaciendose con esos sentimientos sin pasar a la acción real.


Y esto no
solo se traduce en la incapacidad de un masturbador de poder hablar con una
mujer decente para enormararla, si no que también se puede hacer analogía en
los gnósticos llenos de intelecto que nunca meditan. Pues su mente se
autocomplace pasando de teoría en teoría y así en ese estado el cerebro se
droga con una felicidad momentánea que desaparece súbitamente cuando el gnóstico
llega a la realidad de que no dedico suficiente tiempo a la meditación o que
medito de manera tan mala que casi nunca logro estados extasis.


Estos gnósticos
son proclives a abandor la enseñanza gnóstica y después hasta atacarla, pues
nunca se dieron cuenta que el intelectualismo no es otra cosa que una masturbación
mental que como todo placer bestial conlleva al posterior dolor.


Si esos gnósticos
hubieran comprendido que lo único que tenían que hacer era pasar de los planes
mentales a los hechos, no habrían abandonado la enseñanza y la hubieran seguido
durante el resto de la vida al entrar en contacto directo con su real ser
profundo.


“Del dicho
al hecho hay mucho trecho”, ahora si nos ponemos a pensar que yo en estos
momentos estoy teorizando y escribiendo en la computadora y después me voy a
poner a hacer pranayama, runa fa, ieoua… entonces ¿donde esta el “mucho trecho”
por pasar?


Ese “mucho
trecho” no es otra cosa que un habito mental mecanico que gira sin parar y que
se alimenta de excusas. Ahora mismo me pongo a meditar…
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.